challas plumavit para tontos

94 ron demoler parte del edificio arguyendo que no había dejado los metros de vereda suficientes. Enfurecido e impaciente, Massoud atacaba con vehemencia al corregidor democratacristiano Alberto González y a todos los regidores que no estuvieran con él. El diario El Labrador de esa época fue el medio que almacenó exquisitas batallas verbales entre entreambos bandos, las que subirían de tono cuando el patrón consiguió la certificado tan deseada. Fue el 19 de abril de 1967 cuando se le entregó el permiso provisorio al Palace, a condición de que cumpliera con ciertos requisitos básicos. Sin embargo, poco posteriormente Massoud aunque tenía patente para el flamante cinematógrafo. Cómo pudo suceder esto? De acuerdo al munícipe Alberto González, lo que ocurrió fue una avivada del patrón, que pagó la salvoconducto a un funcionario municipal antiguamente de tener la aprobación del Servicio Eléctrico, del Servicio Doméstico de Sanidad, Carabineros, de la Dirección de Obras Municipales y de otros servicios que debían acertar el trillado bueno para su funcionamiento. Indignado, detuvo momentáneamente su funcionamiento. Frente al no cumplimiento del propietario del Cinema Palace de los requisitos no obstante indicados, el suscrito anuló la registro que a un funcionario se le canceló, no obstante lo perentorio del acuerdo de la sesión extraordinaria de día 19 de abril de 1967, que exigía trámites que resguardan el interés de la colectividad ( ) El derecho del propietario era y es condicional hasta la fecha, no obstante que personas no constaten el cumplimiento de los instrumentos constitutivos de la condición ( ) El funcionario que procedió a efectuar el letra de la cédula, sin constatar los requisitos que habilitaban el arranque del derecho obró al margen de la calidad y su comportamiento en ningún caso, a mi parecer, le otorga el derecho al propietario del cinematógrafo para funcionar, por cuanto las condiciones que se exigen para el funcionamiento de un teatro que en la especie no se han cumplido, se establecen con el único y exclusivo objeto de velar por el manifiesto asistente a una sala de la categoría objeto de la aclaración 219.

81 abril de 1958 se daba a conocer en Melipilla con Contumaz Sin Causa, frente a unas butacas que serían declarante de un florecer de identidades juveniles en todo el mundo. Para Luis Saavedra, un chiquillo por aquella época, este cambio se traduce a la realidad melipillana en dos elementos: motonetas y rock and roll. En la plaza de Melipilla había rock and roll, se escuchaba a Bill Halley en los parlantes de la pérgola, en el kiosco, y eso era básicamente lo que había. Cuando empezó el rock and roll a masificarse, todo cambió, fueron otras costumbres, modas, tendencias. Había una influencia norteamericana. Cambió la forma de vestirse, de peinarse. Nosotros veíamos las revistas que había en la época, el Ecran, por ejemplo, era una revista que se editaba en Chile sobre gran pantalla y en esa revista tú veíTriunfador cuál Bancal el estilo de vestirse, de peinarse, aún en la revista Ritmo. Antaño de esta irrupción, la vida de un niño en Melipilla Cuadro ir de la escuela a la casa, entretenerse en juegos donde la materialidad eran palos, piedras, canales, bolitas, árboles, calles de tierra y sus propios cuerpos, con juegos como el caballito de bronce y el pardilomo. Ayudaban a exceder el tedio los circos que llegaban a la ciudad con atractivas mujeres como el Bombón del Caribe, los gitanos con sus carpas y, por supuesto, el cinema con sus cowboys. Figuraí, Luis Saavedra, con 17 primaveras para 1958, relata: Nosotros no podíamos ir todos los díTriunfador de la semana, porque teníamos ciertas limitaciones, había un cierto protocolo que teníamos que respetar en la casa. Como niños podíamos ir cero más que el domingo a la matiné, que era una serial, los agregados y una película normalmente de cowboys estadounidenses, o de repente películas de Cantinflas.

Tome las medidas de seguridad correspondientes, especialmente la protección de los ojos. Nunca se debe efectuar perforaciones a mano, no obstante que se podría quebrar o saltar las palmetas. Evitar la caída de objetos contundentes, los que podrían ocasionar quiebre o saltaduras de las cerámicas. Toda reposición de cerámicas, deberá ser ejecutada por personal competente, y siguiendo las instrucciones del proveedor. Se deberá observar especialmente el tipo de adhesivo a utilizar, y los distanciamientos entre las palmetas, según los coeficientes de dilatación característicos de cada singular de los diferentes tipos. Se debe controlar cada 6 meses la calidad del sello que proporciona el material de fraguado en las uniones entre cerámicas de muros y pisos en baños y cocinas. Del mismo modo el sello elástico del atraque de las tinas y receptáculos de ducha a los muros, aunque que éstos con el paso del tiempo pueden constituirse en una posibilidad de filtración de agua.

conocimiento de cómo se comportaría la comunidad ante este nuevo tipo de espacio. Para 1911, año en que se reconstruía la Escuela Superior de NiñGanador, comenzaba la construcción de la mazmorra y el cuartel de policía, el Apolo cerraba sus puertas. Sin bloqueo, la fiesta del cinematógrafo no podía terminar y el municipio le entregaba permiso a Aliro Valenzuela para topar funciones de biógrafo en la ciudad. Es que el cinema Bancal buen negocio. Y Campeóní lo entendieron diversas empresas que venían con sus máquinas y rollos, como la empresa Mardones y Patri, quienes se instalaron con funciones permanentes bajo el nombre de Teatro Melipilla. Con su presentación, las proyecciones se sucedían tres veces por semana en horarios de noche, a las 22 horas, incluyendo una matiné (16 horas) en los díFigura festivos. Y el negocio fue rumbo en popa, a pesar de personarse condiciones precarias, como la casucha de madera donde instalaban el proyector, o la garita donde se cobraban los boletos. No importaba. El conocido no dejaba de cautivarse con las proyecciones, entre las que se contaban títulos como Cascadas y Neveros en Los Alpes, Incertidumbre de Luna en el Mar, Los Bomberos de París, obras que respondían a lo que los periódicos de la época solicitaban: nos permitimos insinuar al representante que exhiba vistas que instruyan al pueblo, como trabajos en maestranzas europeas, fabricación de metales, buques, aeroplanos, vistas de ciudades, revistas, etc. 92. Todo el mundo llegaba a las funciones, pero no todos con buena disposición, como en una nublada tarde de julio de 1911, cuando un empresario industrial de la comuna, acompañado de 92 La Patria, 24 de mayo de

Esta nueva Delegación logró alcanzar saltos cualitativos importantes. El primero es que pasó de las películas de paisajes, expectativas de obreros y ejercicios militares, a proyecciones argumentales. Aún consiguió que allí se realizaran decenas de beneficios, y fue, precisamente, en esos beneficios donde se iban a acertar experiencias locales de pequeños montajes teatrales, declamaciones, canto e interpretación de instrumentos ante gran público y, como no podía ser de otra forma, las anheladas zarzuelas. Gran parte de la sociedad civil subió a las tablas a interpretar algo. En agosto de 1912, la Segunda Compañía de Bomberos realizó un espectáculo para comprar una ambulancia. El show se dividió en dos partes. La primera se inició con la sinfonía de una costado traída desde Santiago, la siguió una presentación bomberil, luego el discurso de un estudiante de la Escuela Parroquial y la comedia No temo la homicidio, en dos partes, mediadas por una sinfonía. La segunda centro del espectáculo incluyó otra sinfonía, el juguete cómico titulado Indeterminación de lluvia y una marcha final. Con un evento como éste, comenzado religiosamente a las 21 horas, los bomberos podían reunir copioso fortuna y divulgado, pues si perfectamente los automóviles eran una rareza, el tren urbano 94 que circulaba por la ciudad permitía que llegase divulgado desde distintas partes. Por eso era natural que luego le siguiera 93 La Patria, 16 de junio de El tren urbano partía en Vicuña Mackenna, bajaba por Serrano, luego por Ortúzar, parando en El Llano, y siguiendo hasta Puntilla (Huechún), para regresar por Serrano hasta la estación. Este tren urbano no era guiado por electricidad, ni por algún combustible, sino que por caballos. Por esta razón se les denominaba carros de mortandad

De este modo, la tela antiguamente blanca tomó una tonalidad amarillenta. tretención. Al principio como Inmaduro uno tenía ataque a ese tipo de películas, que eran increíbles, Adicionalmente que daban dos por el precio de una. Los televisores eran chicos y se veían mal, porque no había cable. Ir al cine era otra cosa, Por otra parte era masivo, Cuadro un panorama, es el memoria de Tapia. La período perdida de 1980 Si los años sesenta vieron salir festivales estudiantiles; y los setentas cuando se pudo testimoniaron un quehacer cultural Específico y teatral; la decenio del ochenta significó para Melipilla la mera sobrevivencia de algunas viejas tradiciones artísticas y culturales, en medio de un permanente desaliento que tenía un teatro cerrado, otro que no les daba cabida suficiente y siquiera tenía interés en el ampliación de las artes en su espacio, aparte que llegara algún productor con un espectáculo bajo el apoyo. La ciudad gustaba cada día más de la tv. Programas de humor y entretención, con invitados en estelares nocturnos, acercaban a las familias a un garbo testimonial, donde el living era el palco para ver a figuras mundiales en la pantalla de la casa. El ventajoso cambio del dólar permitió traer a Empíreo Gaynor, Barry White, Grace Jones y Neil Sedaka a las estaciones televisivas, beneficiadas tanto con la modificación de la tasa cambiaria como con el término de la prohibición para difundir publicidad 271. Las antenas proliferaron. Gracias a la maestría en su ubicación y orientación era posible ver las transmisiones del Mundial España 1982 y el combate, con dos campeones chilenos, 271 Desde 1977, los canales de tv pudieron interrumpir sus transmisiones con publicidad

Mientras, en los barrios sucedían cosas, pocas, aisladas, llenas de la adrenalina por exponer el cuerpo y una vida frágil que necesitaba cobijo. Allí la Iglesia Católica en Melipilla, tal como en todo el país, fue refugio de muchas voluntades de asociatividad que vieron en la cruz de Cristo una válvula de escape. Enrique Valdés, quien sería un actor relevante en la vida política y cultural de Melipilla al crear el Centro Cultural Pehuén, fue individualidad de aquellos que vivió la niñez, adolescencia y primera pubertad en los setentas, allegándose a la parroquia La Merced y a los grupos que allí se formaban para asociarse con otros. Empecé a participar cuando tenía 14 años, alguien me llevó. Había varios grupos, se aumentaron después, llegaron personas mayores todavía. Mi inquietud Cuadro la asociación, porque nos vimos limitados. Bancal recomplicado juntarse, pero la Iglesia daba esa posibilidad. Ahí me hice mis grandes amigos y a través de la Billete eclesiástica y social empezamos a pensar qué pasaba en Melipilla y en el país, y nuestra función como grupo fue de apoyo, a los que hacían catequesis, en el ampliación de la música. Con algunos amigos de ahí fundamos el Pehuén, y lo mismo estaba ocurriendo en la parroquia Santo José y en la parroquia San Agustín. Por cosas naturales empezamos a interrelacionarnos, a desarrollar teatro en el mismo templo sobre las cosas que nos ocurrían como sociedad. Al cornisa del catolicismo, las vocaciones artísticas fueron creciendo y alimentándose. Pero si admisiblemente los grupos juveniles hacían sus trabajos en parroquias, a la parejo intentaban sufrir a mango peñCampeón que pretendían fueran ocultas de los militares, aunque Melipilla Bancal una ciudad tan pequeña que difícilmente resistía que una parte no supiera lo que hacía la otra. En 1978 se pro

41 saludando la alegría y la fraternidad del fin del frío y las nubes, y el arribo del florecer de los valles. En la Perplejidad inaugural, la comunidad se daba cita en el Teatro Colón con el único requisito de presentarse disfrazados. Caracterizados de odaliscas, romanos, apaches y de Charles Chaplin, las aposentadurías se copaban de disfrazados que aguardaban un espectáculo que se iniciaba a las 21:30 horas. Recitaciones, elogios a la reina de la primavera, operetas cómicas, coros y música instrumental eran números habituales. En ellas se ocupaban creaciones del naciente teatro nacional, como Madame de Huachacay, de Pedro Malbrán. Y la fiesta no acababa ahí, seguía el domingo, con caravanas que visitaban la mazmorra y el hospital, extendiéndose la festividad a las restantes semanas. Esta constante creación de actividades fue la que propició que el Centro Social La Lozanía abriera la entidad de danza a la cueca y la jota que se bailaban en las celebraciones Ganadorí como cursos de taquigrafía, declamación y clases de mandolina, violín y guitarra. Todos en horarios vespertinos, preparaban el mejoramiento intelectual de sus socios y tenían en clickea aqui las matinés sociales del Centro, pero sobretodo en el Colón, las pruebas de fuego de su estudios. Mujeres y hombres de Melipilla igualmente se sumaban a este interés por tocar algún instrumento, declamar o soportar a decorado pequeñFigura comedias. Si el Club de Tiro se animaba a desarrollar una función en homenaje al aniversario del Combate Naval de Iquique, ponía en decorado una zarzuela y extractos de óperas. Si había un beneficio para una de las escuelas, lo mismo. Sobresalen y se repiten en estas presentaciones los nombres de José Casanueva, Raquel y Elena Núñez, María y Mercedes Norris, Marcos Bataller, Rosendo Villar, Nicodemus Álvarez y Pedro Salinas.

15 Manual de uso y mantención del propietario del sección / Concepto Design La Dehesa 1.6 TABIQUERÍA Las divisiones en Militar fueron hechas con tabiques tipo Volcometal, conformados por una estructura soportante de fierro galvanizado colocados de pavimento a gloria. Una momento ejecutadas las instalaciones eléctricas se colocó un material aislante térmico y acústico, luego se taparon los tabiques con plancha de yeso/cartón. Las recomendaciones para la mantención de los tabiques son Los tabiques se pueden perforar para fijar algún cuadro o aspecto que no supere los 500 gramos, utilizando para ello un tarugo plástico singular (tarugo tipo paloma) para uso en planchas de yeso/cartón. Se debe evitar la humedad en las divisiones interiores, no obstante que las planchas de yeso/cartón perderán su firmeza deteriorando la terminación superficial. Eventualmente se pueden producir algunas fisuras en el aproximación de los muros de hormigón armado con tabiques conveniente a los bruscos cambios de temperatura y sismos muchas veces no perceptibles, lo que se considera ordinario y obedece a una condición de diseño. Se sugiere que el propietario deje aparecer todas las fisuras ayer de hacer el mantenimiento que requiere la terminación. Este mantenimiento es responsabilidad del propietario. Si bien este tipo de tabique no requiere mantención, es conveniente resaltar que no deben golpearse, ya que su recubrimiento es de planchas de yeso/cartón. Adecuado a su constitución es imprescindible protegerlos de la humedad. Solo en tabique que contiene conexión de energía y Tv-Cable en consideración se pueden colocar televisores planos tipo LEC, LCD o PLASMA, siguiendo las recomendaciones del fabricante, sin embargo que ha sido reforzado para televisores hasta Suelo MADERA El piso flotante instalado en su unidad es de madera natural por lo que es un piso tímido y delicado. Este producto cuenta con una garantía propia del fabricante.

Gastón Guzmán, individuo de los integrantes originales del conjunto Quelentaro, recuerda que: Cuando nosotros participamos sacamos el primer sitio, porque presentamos poco nuevo que fue un invento mío y rompimos con todo. Lo que nosotros hicimos fueron canciones con relato hablado y eso no existía en Chile y nos llevó a tocar en todo Chile. Cuando tocábamos se llenaba, nuestra presentación en ese concurso marcó a fuego a Melipilla y después la música en el país. Desde su óptica, el folklore que se interpretaba en esa época Cuadro: De un lengua tradicional criollista donde las cosas eran más antiguas que nosotros, por eso pusimos una temática actual y social en el canto. Hasta entonces se cantaba Chicha de Curacaví, Arbolitos Perfumados, cosas que no coincidían con la existencia que vivíamos. Nosotros pusimos la ingenuidad y eso produjo algarabía. Hacíamos caricatura del Servicio de Seguro Operario, de la comercialización de la homicidio que hacía la Iglesia Católica. Campeóní, los primaveras sesenta en el Serrano eran una instancia para la disparidad de voces y la consolidación de la crítica social. En 1964 Melipilla Cuadro decorado principal de espectáculos contundentes, declarante de la voz de Arturo Millán, quien para el 3 de junio de ese año, día de su proceder, pero había obtenido el primer zona en el reputado festival de Benidorm, España, y Cuadro anunciado próximo a Los Hermanos Campos, Luz Eliana y Carlos Helo, entre otros. Tres meses más tarde el impacto sería 207 El Labrador, 17 de enero de

Rociador de ducha Sensea Colina Claro en color plata con chorro objetivo abundancia. Cuenta con picos de colchoneta de silicona y el...

En cuanto recibamos tu solicitud, contactaremos contigo en el plazo de cinco díTriunfador laborables. Una vez obtenida la autorización, admitirás tus datos de golpe a tu Área de Cliente, donde podrás gestionar tus datos personales, pedidos, etc.

59 total ni una permanencia en cartelera, lo que sí lograba, principalmente, la Fiesta de la Primavera y la semana de Melipilla, celebrada en marzo de 1938, y que para 1939 se denominó Semana popular melipillana. Con Pedro Aguirre Cerda en la presidencia y René Jerez ocupando el sillón de la gobernación Específico, el FRAP imponía sus conceptos y festejaba el triunfo electoral por 10 díVencedor. Esa semana se promocionó la Fiesta de la Primavera en Melipilla, Santo Antonio y Cartagena, y la dirección de la velada bufa quedó en las manos de Ernesto Sottolichio, quien se convertiría tres décadas más tarde en un destacado empresario del espectáculo Doméstico y en un protagonista clave para la vida del Teatro Serrano. En estas celebraciones un sitio de privilegio lo ocupó la Radio Telefunken, emitiendo una programación continua que recibía la atención de los paseantes y de gente que se apostaba en los bancos de la plaza, acostumbrándose a tener música todo el día en una ciudad igualmente tranquila, pero más ruidosa y conmovida por dos razones. La primera, la ira desatada por el sacerdote suplente Alfredo Arriaga con la obra traída por Sottolichio para la velada bufa, y la segunda: un concurso pionero. El clero local despotricó a través del periódico El Labrador contra una dormitorio teatral sobre la vida de un sacerdote, en un show donde además tomó parte el tenor Arturo González, la cantante de operetas Carmen Atezado Douclais, el director de Banda Manuel Contardo, el dúo de guitarras Páez-Plaza, algunos aficionados y el sin embargo habitual Pepe Rojas, cuya presentación encolerizó al prelado por achuchar a una comediante. La respuesta no se hizo esperar. El recitador, y director del nómina, Juan de la Rosa, retrucó a través de La Nación con una extensa misiva.

26 11. TABIQUERIA.- Recinto Punto Material Proveedor Divisiones de baños, cocinas y dormitorios. Tabiques de planchas de yeso cartón. Armadura de madera; Planchas de yeso cartón Compañía Industrial El Volcán S.A Descripción de los tabiques. Las divisiones en Caudillo fueron hechas con tabiquería de tipo Positivo. Estructura conformada por batidor de madera fijado a los muros y a los cielos. Una oportunidad ejecutadas las instalaciones eléctricas, se taparon los tabiques con plancha de yeso/cartón de 15mm, 12,5 mm y 10 mm según corresponda Criterios de Mantención.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *